¿Cómo lograr piernas perfectas para el verano?

Salud
TIPOGRAFIA

Se trata de una técnica de remodelación corporal que consiste en la aplicación de ultrasonido de última tecnología de alta potencia, que es 10 veces superior a la que se usa tradicionalmente en estética.

Se trata de una técnica de remodelación corporal que consiste en la aplicación de ultrasonido de última tecnología de alta potencia, que es 10 veces superior a la que se usa tradicionalmente en estética.

La diferencia que hay con los anteriores equipos de ultrasonido es que los nuevos utilizan frecuencias de mayor penetración, con mayor capacidad de compresión y de menor efecto térmico. De esta manera se logra crear campos de cavitación estable que provocan la aparición de micro burbujas de aire de manera continua y controlada para conseguir mayor capacidad y efectividad.

Este tratamiento lo que hace es exponer las células adiposas a una sobrepresión, de tal manera que se provoque la separación de paquetes en los nódulos grasos y se rompa la membrana o paredes celulares, buscando así la partición selectiva de la célula adiposa. El procedimiento no genera heridas ni sangrados ni moretones, por el contrario, es sencillo y no requiere anestesia. Tampoco tiene efectos adversos que impidan al paciente seguir con su vida normal.

Depilación definitiva indolora

En este tipo de tratamientos estéticos, el precio y la cantidad de sesiones varían según la zona del cuerpo a depilar.

La mujer que sufre el exceso de vello sabe lo que es tener que dedicarse, día a día, a esta cansadora tarea. En la actualidad, la cera, la afeitadora, la máquina de depilar o las cremas depilatorias, pueden reemplazarse por el láser y la luz pulsada intensa porque han resultado los métodos más eficaces para limitar el crecimiento excesivo del vello.

Cabe aclarar que los tratamientos dan mejores resultados en personas con piel clara y vello oscuro. La eficacia del tratamiento también dependerá de la zona a tratar: por ejemplo, en axilas, cavado o piernas se necesita un promedio de 6 sesiones. Y el intervalo entre las mismas puede variar de 30 a 45 días.

La luz pulsada tiene la función de impactar sobre el pigmento de la raíz del pelo, eliminándolo. Todos pelos tienen un ciclo que se caracteriza por dos etapas: una de crecimiento y otra de reposo. En la etapa de crecimiento, el porcentaje de pelos oscila según la zona entre el 20% y el 80% y como la luz pulsada actúa solamente sobre los pelos en crecimiento, es necesario que la persona asista a más de una sesión.

Este método de depilación es permanente pero no definitivo, ya que logra de forma permanente una reducción de la cantidad de pelos y grosor del 85%.

Sin embargo, es considerada una de las mejores técnicas para eliminar el exceso de vello no deseado. Además de ser sencillo, seguro y no causar dolor, sirve para tratar los pelos encarnados y la foliculitis (granos) comunes de la depilación y el afeitado.